Los importadores indios deben presentar documentos/declaraciones especiales para bienes electrónicos y teléfonos móviles

Los importadores indios deben presentar documentos/declaraciones especiales para bienes electrónicos y teléfonos móviles

La aduana india acaba de empezar a implantar diversas normativas en materia de registros de pre-importación y de cumplimiento de producto para distintos tipos de bienes eléctricos y teléfonos móviles, de conformidad con los requisitos establecidos por el Ministerio indio de telecomunicaciones y tecnologías de la información. Los detalles son los siguientes:

Bienes electrónicos

El despacho de aduanas de todos los productos enumerados a continuación está sujeto a su registro obligatorio ante el Bureau of Indian Standards (BIS) por parte del consignatario indio:

  1. Juegos electrónicos
  2. Ordenadores portátiles, notebooks y tablets
  3. Televisiones de plasma, LCD y LED con pantalla de 32” y superiores
  4. Reproductores de discos ópticos
  5. Hornos microondas
  6. Monitores de vídeo y VDU con pantalla de 32” y superiores
  7. Impresoras y plotters
  8. Escáneres
  9. Teclados inalámbricos
  10. Contestadores automáticos telefónicos
  11. Amplificadores con una potencia de entrada de 2.000 vatios y superiores
  12. Sistemas electrónicos de música con una potencia de entrada de 2.000 vatios y superiores
  13. Relojes electrónicos que se conectan a la red eléctrica
  14. Decodificadores de televisión
  15. Dispositivos automáticos de procesamiento de datos

Las importaciones de todos estos bienes también deben estar cubiertas por la siguiente declaración: «Self declaration – conforming to IS (Indian Standard) mentioned against the goods so specified.» (Auto declaración - de conformidad con la normativa india mencionada con respecto a los bienes especificados.)

Recomendamos encarecidamente a los exportadores y transportistas de los fabricantes que se aseguren de que los productos electrónicos enumerados cuyo destino sea la India cumplen la normativa del BIS antes de su envío. De lo contrario, podría denegarse la entrada de los bienes en el país o producirse retrasos del despacho de aduanas.

Teléfonos móviles

Todas las importaciones de teléfonos móviles están sujetas a una directiva que establece la tasa de absorción específica (SAR, por sus siglas en inglés). Este cálculo está relacionado con el límite de ondas de radiación fijado por las autoridades competentes de la India, aplicable a los productos cuyo uso está previsto en el mercado indio, y que no debería superar los 1,6 vatios por kilogramo de media para 1 gramo de tejido.

La aduana india requiere actualmente un estricto cumplimiento de los siguientes requisitos incluidos en la directiva, que deben cumplirse en su totalidad antes del despacho de aduanas de los envíos que contengan teléfonos móviles:

  • El valor de la tasa de absorción específica (SAR) debe aparecer marcado/impreso en los teléfonos o debería poder consultarse utilizando los ajustes o las opciones alternativas del teléfono.
  • Los teléfonos también deben incluir una función de compatibilidad con la opción de manos libres.
  • El fabricante debe facilitar una autodeclaración donde se confirme el valor SAR declarado de los teléfonos.
  • Además, debe incluirse un certificado de prueba emitido por un laboratorio autorizado a nivel internacional (ILAC) o por un Centro de ingeniería de telecomunicaciones autorizado (Telecom Engineering Centre o TEC) donde se confirme que los teléfonos cumplen el valor SAR declarado.
  • Cada teléfono debe ir acompañado asimismo de un manual del fabricante que incluya las precauciones de seguridad.

Deberá facilitarse también para cada teléfono un IMEI (International Mobile Equipment Identity) válido.

Subrayamos una vez más la importancia de que los transportistas, exportadores e importadores de teléfonos móviles se aseguren de comprobar que se cumplen plenamente todos estos requisitos antes de que tenga lugar el envío. Cualquier incumplimiento de los reglamentos establecidos por las autoridades indias puede resultar en que se deniegue la entrada de los bienes en el país o en retrasos en el despacho de aduanas.