Edición de Verano

  • Las mujeres piloto aman su trabajo en FedEx

Las mujeres piloto aman su trabajo en FedEx

Se estima que no hay más de un 6% de mujeres pilotos en todo el mundo pero FedEx está ayudando a cambiar esto a mejor, y además las mujeres piloto que vuelan con nosotros aman lo que hacen.

Solo siete años después de que los hermanos Wright volaran por primera vez, Raymonde de Laroche, en Francia, se convirtió en la primera mujer del mundo en conseguir la licencia de piloto y solo veinte años después Amelia Earhart consiguió fama mundial cuando completo el primer vuelo transatlántico de una mujer en solitario. Ella y muchas otras siguen siendo fuentes de inspiración para mujeres que vuelan o sueñan con hacerlo.

Susanne Brunn, mujer piloto en el hub de Colonia, proviene de una familia de aviadores: su padre fue piloto privado y su hermana ahora vuela los aviones de Delta Airlines. Madre de un chico de ocho años, la Capitana Brun cree que hay formas de volar para padres, y especialmente para madres, y aun así tener tiempo de calidad con sus hijos. De hecho, ella piensa que su trabajo le da una ventaja sobre otras profesiones porque ella puede pasar tiempo de calidad con su hijo cuando ella está fuera de servicio, en lugar de estar unas pocas horas aquí y otras allá.
“Seguro, no puede estar en casa todas las noches, pero doy otra estabilidad porque cuando estoy en casa, estoy en casa las 24 horas. Siempre estoy aquí cuando estoy en casa.”

Molly Boss, una piloto FedEx con base en el hub de Hong Kong, cree que es postivio que la mujer haya empezado a dejar su huella en esta profesión –esto es porque ellas a menudo tienen diferentes destrezas que son complementarias con las de sus homólogos masculinos en la cabina. Ella y muchas otras pilotos de FedEx dicen lo mismo cuando se trata de mujeres y de volar un avión – el cielo nunca debe ser el límite cuando se trata de un papel clave en el negocio internacional del mercancías exprés.

Artículo anterior

Ir

Volver al índice

Ir