Nueva vida para viejos uniformes

18 de enero de 2021


La mayoría de nosotros no pensamos mucho en nuestra ropa más allá de la comodidad y el estilo, y mucho menos en qué hacer con ella cuando se gasta. Solo el 13 % de la ropa del mundo se recicla de alguna manera. Es una estadística inadecuada cuando piensas en cuánto intentamos ahora mantener las cosas fuera de los vertederos. Cuando FedEx® adquirió Rapidão Cometa y sus 10 000 empleados en 2012, los miembros del equipo en el centro de São Paulo decidieron asegurarse de que esos uniformes se retiraran con estilo y no en el fondo de una pila de basura.

manta reciclada junto al sobre de FedEx Express

Reciclar textiles es más difícil de lo que piensas

Reciclar textiles es
más difícil de lo que piensas

Los diferentes tipos de materiales requieren diferentes procesos de reciclaje. Los materiales de fibra mezclada, como los que se utilizan en uniformes duraderos, son especialmente difíciles de procesar. Hace cinco años, era aún más difícil de lo que es ahora. La tecnología simplemente no existía para manejar grandes volúmenes a escala. Afortunadamente, el equipo de São Paulo encontró Retalhar, una empresa social que se especializa en algo más que reciclar textiles. Retalhar también emplea a mujeres en comunidades de bajos ingresos para reciclar los textiles recuperados en mantas. Los voluntarios de FedEx Express luego donan las mantas a organizaciones que ayudan a las personas sin hogar y albergan animales.

manta reciclada junto al sobre de FedEx Express

Pasos hacia una economía circular

El programa ha crecido de manera constante. A lo largo de los años, se han fabricado más de 8200 mantas con los uniformes antiguos. Solo en 2019, los equipos de Brasil recolectaron casi 13 000 camisetas y pantalones para hacer 2700 mantas. Esto ahorró aproximadamente 31 metros cúbicos de espacio en vertederos y evitó 62 toneladas métricas de emisiones de CO2, igual al carbono secuestrado por 81 acres de bosques en un año.

«No solo mantenemos nuestros uniformes fuera del vertedero y protegemos la marca, sino que también estamos haciendo nuestra parte para contribuir a una economía circular que regenere los artículos en lugar de eliminarlos», señala Claudia Rostagno, Directora General de Marketing de FedEx Express® en Latinoamérica y el Caribe.

Además del compromiso activo de los miembros de nuestro equipo, los clientes también se han involucrado. «Los clientes de FedEx comparten nuestro compromiso con el medio ambiente, por lo que nos aseguramos de que tengan la oportunidad de ayudarnos a mantener nuestros viejos uniformes fuera del vertedero dándoles algunas de las mantas recicladas para que las distribuyan», agrega Silvia Imafuku, Asesora de Marketing en Brasil.

uniformes de FedEx reciclados

Inspirar a otros a «seguir el ejemplo»

Cuando Ben Fogg, Especialista en Sostenibilidad de la sede de FedEx Ground® en Pittsburgh, Pensilvania, se enteró del proyecto de reciclaje de uniformes en Brasil, se sintió inspirado a aprender más. «Hemos avanzado mucho en la búsqueda de formas de enviar menos desechos al vertedero de nuestras operaciones, por ejemplo, reciclando las tarimas que recibimos de los clientes y eliminando los núcleos de cartón dentro de los rollos de embalaje con plástico retráctil. Dado que cada uniforme dura aproximadamente 18 meses en promedio, lo siguiente en la lista era lidiar con los uniformes gastados», explica.

La investigación de Ben lo llevó a Debrand, una empresa que gestiona el reciclaje de uniformes, y a establecer un proyecto piloto en la región occidental de FedEx Ground. En ese piloto inicial, los miembros del equipo de FedEx Ground y los proveedores de servicios independientes aprovecharon la oportunidad de reciclar sus viejos uniformes. Un lugar recolectó más de 115 libras (52 kilos) de ropa vieja, incluidas las camisas que usaban los manipuladores de paquetes. En total, el piloto recolectó más de 1000 libras de ropa de marca. Luego, Debrand hizo analizar las fibras para determinar qué se podía reciclar y para optimizar el proceso.

manta hecha de uniformes FedEx reciclados

Volver a lo básico

Al recibir un uniforme viejo, como parte del programa Debrand, Phoenix Fibers, como Retalhar en Brasil, debe procesar la tela para convertirla en material reutilizable. Las prendas se empujan primero a través de múltiples trituradoras, tirando de la tela a su nivel básico de fibra. Esto produce un material denominado «fibra de mala calidad», el cual se puede convertir en relleno, que se utiliza principalmente en productos como equipos y muebles de ejercicio o para aislar casas. «Nuestro programa con nuestro socio Phoenix Fibers permite a los empleados de FedEx hacer su parte para evitar el vertido a través del reciclaje seguro de sus uniformes. Pueden sentirse felices y seguros de que su uniforme fiel, una vez usado, se ha ido a vivir otra vida en un producto secundario», dice Amelia Eleiter, cofundadora de Debrand.

manta hecha de uniformes FedEx reciclados

Los comentarios de los miembros del equipo participantes y los proveedores de servicios independientes han sido positivos. Un proveedor de servicios sugirió instalar contenedores reutilizables para recolectar uniformes viejos. «Al encontrar nuevos usos para nuestros viejos uniformes, estamos reduciendo el desperdicio y ayudando a crear un sistema más restaurador; es una victoria para todos», concluye Ben.

En el futuro, esperamos expandir el programa de reciclaje de uniformes como parte de nuestros esfuerzos continuos para reducir los impactos ambientales y apoyar la economía circular emergente. Aprovechando el éxito del piloto inicial, en FedEx Ground han lanzado el programa en toda la red de FedEx Ground y están emocionados de ver un impacto positivo.