Consejos de embalaje

Consejos de un ingeniero de embalaje

Consejos de un ingeniero de embalaje

Nuestro ingeniero de embalaje rompe objetos para que no se te rompan a ti

Dave Nelson, ingeniero de embalaje de FedEx, tiene el inusual trabajo de tratar de romper cosas. En realidad, él prueba el embalaje y lo vuelve a diseñar para proteger el contenido a un precio rentable. Ha examinado embalajes para todo, desde motores de un cuarto de millón de dólares hasta tazas de café de 75 centavos, huevos de gallina y plantas de semillero. Es uno de esos trabajos desconocidos pero importantes que se dan tras bambalinas y que mantienen vivo al comercio.

Seis puntos para considerar para un embalaje seguro

  • Caídas. Los paquetes deben tener amortiguación que mitigue los impactos.
  • Vibración. Las cintas transportadoras, los camiones y las aeronaves hacen que los paquetes vibren, a menudo, con resultados sorprendentes. Los frascos se pueden abrir, los tornillos aflojarse, los componentes desconectarse, los bordes romperse y los materiales suaves frotarse hasta hacerse polvo.
  • Compresión. Los paquetes deben poder soportar la presión desde arriba y los costados al igual que el desplazamiento de cargas.
  • Cambios de temperatura. La estación, la geografía, el modo de transporte y el destino pueden significar fluctuaciones drásticas de temperatura. Esto puede cambiar la química, los enlaces, el contenido y más.
  • Humedad. La humedad puede debilitar las cajas, dado que estas absorben la humedad, y puede causar condensación durante los cambios ambientales.
  • Presión de aire. Los paquetes que se mueven a través de cambios de altitud (envíos por aire o tránsito por tierra desde poca a mucha altura) experimentan cambios de presión con resultados inusuales. Por ejemplo, una bolsa sellada de papas fritas se puede inflar y estallar a grandes alturas.

Consulta de antemano para ahorrar dinero

La regla general más importante: involucra a tu transportista de antemano. Consulta a su ejecutivo de cuentas o solicite una consulta gratuita de diseño de embalaje de un ingeniero de embalaje de FedEx antes de invertir en materiales de embalaje, definir tarifas de envío, determinar precios de venta al público y tomar otras decisiones que afecten tu margen de ganancia.

Consejos de embalaje que te permiten ahorrar dinero:

  • Planea de antemano; muy de antemano. El peso, el peso dimensional, los cargos por exceso de tamaño y el manejo especial afectan el costo del envío de tu producto. El peso dimensional y los cargos por exceso de tamaño se relacionan con el tamaño del paquete en sí. Si estás desarrollando un producto ahora, no es demasiado temprano para consultar a un ingeniero de envíos para considerar cambios menores que podrían reducir tus cargos de envío. Algunos productos pueden volver a diseñarse para un fácil envío y ensamblaje parcial por parte del consumidor, por ejemplo.
  • No asumas que el paquete original es suficiente. Muchos negocios compran productos para redistribución. Estos pueden producirse en masa y enviarse de forma lo suficientemente segura al distribuidor en paletas pero, una vez fuera de la paleta, las cajas sueltas no pueden soportar los rigores del transporte.
  • La protección es lo que manda. Comprende y protege las partes más frágiles de tu producto. Si envías varios artículos en una sola caja, explora el uso de los compartimentos, embalar una caja dentro de otra caja, cómo organizar los productos dentro de la caja y realizar envíos divididos. Esto puede reducir costos y daños.
  • No "envíes aire". Minimiza el espacio vacío dentro del contenedor. Por ejemplo, si envías canastas de regalo, elige una canasta sin agarraderas; esto hará que ocupe menos espacio.
  • Usa material de embalaje de calidad. La calidad de la caja, la protección y la cinta de embalaje son importantes. Es aceptable reutilizar cajas, pero inspecciónalas y asegúrate de volver a colocar cinta en la caja.
  • Embala como un profesional. Cortar las esquinas puede dañar artículos y dejar clientes insatisfechos. FedEx ofrece buenas instrucciones sobre cómo embalar.
  • Etiqueta claramente. Sigue las instrucciones de tu transportista. Generalmente, la etiqueta se coloca en la superficie más amplia del contenedor. Evita hacerlo en los bordes de la caja, ya que esto puede causar lecturas erróneas durante el escaneo. Pon instrucciones especiales sobre la caja (frágil, este lado hacia arriba, etc.) pero nunca asumas que estas instrucciones van a proteger el contenido. La mayoría de las cajas reciben transporte mecánicos en algún punto, y la mayoría de las cajas van a apoyarse en su superficie más amplia sin importar las instrucciones escritas.
  • Comprende el ambiente reglamentario para tu producto. Una multitud de regulaciones dan forma a los procesos de envío.
  • Supervisa y ajusta. Registra los costos de envío y las tarifas de daño y, luego, repasa todos tus procesos para averiguar cómo puedes mejorar. Si incorporas la supervisión al ciclo de tu producto, puedes mejorar los resultados y, al mismo tiempo, mantener bajos los costos.

Hacer envíos es como cualquier otra parte de tu proceso de negocios. Los riesgos vienen con el paquete, y necesitas un plan para ellos y poder mitigarlos de forma rentable. Nelson se dio cuenta de que el costo de entregar un paquete prístino puede no valer la pena. Es cuestión de encontrar el equilibrio. La meta es minimizar los riesgos para los productos y, al mismo tiempo, garantizar la satisfacción del cliente con la compra y generar una ganancia. Nunca es fácil pero, como todo lo demás en la vida, planear vale la pena.