Restricciones aduaneras que las PyMEs deben conocer

Fuente: FedEx Express, Dra. Karen Reddington, Presidente de la región de Asia Pacífico para FedEx Express; 21 de abril de 2015

Los emprendedores aspirantes al e-commerce deben conocer las diferentes restricciones aduaneras, normas y regulaciones de diversos país/territorioes en todo el mundo.

Gracias a la evolución del e-commerce, nunca ha sido más fácil actuar en el mercado internacional. Tal vez crear sitios Web sea sencillo, también conseguir o fabricar productos, aceptar pedidos online, ¿pero, qué pasa después? ¿Las pequeñas empresas estarán listas para las barreras aduaneras que se les presentarán en el camino?

FedEx revela algunas normas y restricciones que fácilmente podrían sorprender a un número creciente de start-ups de comercio electrónico de Asia.

La región de Asia Pacífico está cerca de obtener el liderazgo de las ventas de e-commerce en 2015, respondiendo por poco más de un tercio del total global y superando por un margen pequeño al mercado norteamericano del comercio electrónico.

Gran parte de ese crecimiento proviene de pequeñas y medianas empresas (PyMEs) que ahora pueden participar y ayudar a impulsar el comercio global de maneras que van mucho más allá de su tamaño e importancia individuales. Así y todo, lidiar con las redes internacionales, infraestructura, la tecnología y los procesos, se puede convertir en una ocupación peligrosa que requiere tiempo, si las empresas pequeñas los encaran por sí solas.

Lo mismo se aplica para el laberinto de normas y regulaciones de importación en un gran número de mercados.

La mayoría de los problemas que retrasan la velocidad del movimiento de los productos son de origen regulatorio – ya sean diferentes leyes, procedimientos o plazos de procesamiento entre los diversos mercados.

Cada vez que las barreras al comercio se remueven o reducen, el costo de hacer negocios globalmente disminuye. Grupos de negocios internacionales están trabajando para simplificar los procedimientos de frontera y reducir las barreras comerciales, incluyendo aumentar el límite de exención de aranceles aduaneros e impuestos. La Cámara de Comercio Internacional (CCI) dice que una base global de de minimis de por lo menos US$ 200 generaría enormes beneficios económicos y también que los gobiernos deberían esforzarse por un de minimis mucho más alto de US$ 1.000. Se trata de un largo camino con respecto al nivel actual en la UE, por ejemplo, donde sólo los envíos comerciales inferiores a 22 euros están exentos de gravámenes y del IVA.

Naturalmente, la importación de armas sin licencia, materiales peligrosos, químicos inflamables y drogas ilegales están prohibidos en todo el mundo, pero a veces hay productos menos obvios y extraños que pueden sorprender a la pequeña start-up desprevenida.

Algunas restricciones se refieren únicamente a la cuarentena, pero vamos a mencionar algunas otras, relativas a productos comestibles, que harían que una PyME piense dos veces antes de hacer envíos:

  • Australia tiene prohibición de importación de productos cárnicos, así como de lácteos (excepto si provienen de Nueva Zelanda), y no permite la importación de cestas de obsequios que contengan frutas frescas, palomitas de maíz sin preparar o nueces.
  • China no permite la importación de carne de res ni de sus productos derivados cuando son originarios de los Estados Unidos, mientras que Alemania no permite la importación de té verde ni negro de China.
  • Singapur prohíbe la importación de goma de mascar a menos que sea del tipo recetado para higiene dental oral, en cuyo caso, debe tener licencia.
  • Y también se encuentran los insectos comestibles. Estas exquisiteces siempre han estado presentes en algunas culturas, incluso en Asia, pero están a punto de popularizarse. Con una expectativa de aumento de la población a 9 mil millones antes de 2050, la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO – por sus siglas en inglés) de las Naciones Unidas, ahora ve a los insectos como una solución a los problemas de seguridad alimentaria de los próximos 30 años. Bélgica aprobó 10 insectos para consumo humano en 2014, pero muchos otros país/territorioes de la Unión Europea (UE) aún tienen que seguir su ejemplo culinario. Lo mismo sucede en Asia: China no permite la importación de insectos procesados o no procesados.
  • El embalaje es otro aspecto importante, como lo es la seguridad. Por ejemplo, las prohibiciones sobre material de embalaje de madera hacen tropezar a muchas pequeñas empresas, que desconocen los problemas de cuarentena asociados a los contenedores o productos que transportan.

Aparte de los productos alimenticios, hay muchos otros artículos inusuales con los que debe tener cuidado. Si piensa que tiene un producto poco convencional o innovador, podría enfrentarse con innumerables obstáculos culturales, de seguridad o gubernamentales antes de poder exportarlo a otros país/territorioes. Por ejemplo:

  • La moda de los cigarrillos electrónicos que conquistó el mundo, trajo varios dolores de cabeza para sus fabricantes e importadores. Hong Kong, por ejemplo, prohíbe su importación a menos que tenga aprobación previa de las áreas de Operaciones, Ventas y servicios comerciales de FedEx Hong Kong; mientras que Singapur incluye a los cigarrillos electrónicos entre sus productos generales prohibidos.
  • Singapur también prohíbe los encendedores de cigarrillos con forma de pistola o revólver y Malasia prohíbe la importación de bolígrafos, lápices y otros artículos que se parezcan a jeringas.
  • Estados Unidos prohíbe la importación de huevos de chocolate Kinder porque el dulce de chocolate italiano contiene pequeños juguetes que no son comestibles y se consideran peligrosos para los niños.
  • Del mismo modo, Francia prohíbe la importación de gomas de borrar con forma parecida a productos alimenticios que podrían ser fácilmente ingeridos.
  • Ninguna mercadería producida por mano de obra de convictos, forzada o relacionada con el trabajo esclavo podrá ingresar a los Estados Unidos, así como tampoco los productos fabricados por prisioneros pueden exportarse a China o al Reino Unido.
  • Francia prohíbe la importación de perlas de imitación que tengan cobertura de sales de plomo, así como la de pijamas y otras ropas de dormir hechas con fibras artificiales que no sean ignífugas.
  • Los electrónicos clasificados como dispositivos de transmisión de radio, incluyendo teléfonos móviles, requieren licencias de importación de Hong Kong a Seúl y más allá. De hecho, Corea del Sur ha prohibido recientemente los “palos para selfie, no autorizados porque podrían causar interferencia con otros electrónicos. Las medidas adoptadas significaron que cualquiera que venda o importe palos para selfie necesita una certificación del gobierno para asegurarse de que operan en la frecuencia requerida de Bluetooth. La penalidad por no cumplir con esta norma incluye una multa de US$ 27.000 o una sentencia a tres años de prisión.

Hay muchas diferencias culturales para tomar en cuenta:

  • El Reino Unido prohíbe la importación de pelo animal y lana, mientras que productos que contengan piel canina o felina no pueden ser importados en los Estados Unidos. También hay una prohibición en toda la UE para la importación comercial de todos los productos de foca, morsa y león marino.
  • Malasia no permite la importación de ningún paño que tenga impresión o reproducción de versos del Corán.
  • China prohíbe materiales impresos, películas, fotos, discos, audio y videocasetes, videos en discos compactos (o VCD – por sus siglas en inglés), medios de almacenamiento de computadoras y otros commodities que perjudiquen a la política, economía, cultura o ética de China.
  • Indonesia tiene requisitos semejantes y prohíbe todo material que sea anti musulmán en naturaleza o que promueva el comunismo. También prohíbe la importación de productos donde aparezcan caracteres chinos.
  • Estas listas pueden ser interminables.

Estos son algunos ejemplos de las miles de restricciones específicas de cada país/territorio que pueden dificultar los envíos internacionales.

Por lo tanto, una buena idea para los emprendedores que aspiran a vender por medio del comercio electrónico, es tener como objetivo país/territorioes específicos. Por ejemplo, puede ser mucho más fácil hacer un envío a Singapur que a Rusia.

Conozca los costos de envío y tenga en cuenta los diferentes horarios y feriados nacionales en sus expectativas de entrega. El “tiempo de tránsito” no incluye el tiempo utilizado en resolver obstáculos regulatorios en la frontera.

Es ahí, donde un prestador de servicios globales con experiencia puede ayudar a las PyMEs a superar los obstáculos internacionales. Desde simplificar procesos confusos, ofrecer despacho aduanero automático, colaborar con las aduanas, o incluso proveer asesoramiento estratégico sobre la expansión internacional, para ayudar a efectuar el movimiento de productos a través de las fronteras de manera más eficiente y a menor costo.

Hoy, más que nunca, el tiempo es oro. Queda claro que el tiempo que el emprendedor pasa descifrando restricciones de importación y preparando la documentación asociada, no es tiempo que utiliza para construir su negocio.

Según una encuesta reciente realizada para la industria del transporte expreso global, el alto costo de mantenerse actualizado con estos requisitos puede obstaculizar el e-commerce e incluso poner en riesgo la supervivencia de las PyMES. Por lo tanto, haga su tarea e infórmese sobre las restricciones en los mercados que elija y ahorrará dinero y muchos dolores de cabeza en el futuro.

Regresar a la página inicial

Compartir esta página